¿POR QUÉ TENER UN ABOGADO DE EMPRESA?

En los tiempos que corren, en los que las reformas legislativas, económicas y del mercado laboral están a la orden del día, se hace más importante que nunca la figura del abogado de empresa.

Se trata de un apoyo imprescindible a la hora de adaptación de la empresa a cualquier novedad o cambio de carácter legislativo o normativo, factor de gran relevancia para el correcto desarrollo y consecuente crecimiento de cualquier empresa o negocio, independientemente del sector o la forma en que desarrolle su actividad.

Son muchos los ámbitos en los que puede operar un abogado de empresa, como la elaboración de contratos, cuestiones legales propias o para con otras empresas o trabajadores, asesoramiento en la firma de convenios, protección de la propiedad intelectual y de datos, resolución de conflictos internos y externos, etc.

Además, un abogado es el único que está habilitado para representarte a tí o a tu empresa frente a particulares y otras entidades en caso de ser necesario.

En definitiva, el abogado de empresa presta una amplísima gama de servicios. Actúa como asesor y consejero legal en todos los ámbitos empresariales, y trabaja para evitar posibles problemas con la administración, así como para buscar las mejores oportunidades y soluciones para tu empresa.

Si después de leer esto todavía no tienes claro si tu empresa necesita o no un abogado, ponte en contacto con nosotros. En Candal Abogados estaremos encantados de resolver todas tus dudas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *